Fecha de emisión:

  • 27 de octubre de 1979.

Película:

  • “La tierra tiembla” (La terra trema), película de nacionalidad italiana de 1948. Dirigida por Luchino Visconti (1906-1976). Interpretada entre otros, por María Micale, Sebastiano Valastro y Antonio Arcidiacono. Guión de Luchino Visconti. Fotografía de Aldo Graziati (B&W) y música de Willy Ferrero. Montaje de Mario SerandreiProducida por Universalia Film.
  • Basada en la novela de Giovanni Verga (I Malavoglia, 1881). Libre adaptación.
  • Se estrenó en el Festival de Venecia el 1 de septiembre de 1948.
  • En el año 1948 gana el Premio Internacional en el Festival de Venecia y estuvo nominada al León de Oro de mejor película.
  • Es la primera parte (El episodio del mar- episodio del mare) de una trilogía sobre Sicilia. Narra la historia de la lucha de un pescador (‘Ntoni Valastro) y su familia para liberarse de la explotación de los mayoristas de la pesca.

Invitados:

  • Miguel de Aldasoro, Subsecretario de Pesca y Marina Mercante.
  • Antonio Marzoa Dopico (2016), Presidente de la Unión Nacional de Cooperativas del Mar. Cruz del Mérito Naval.
  • José Luis Meseguer Sánchez, Profesor de Derecho Internacional Público. Jurista de Naciones Unidas en materia de pesquerías.
  • José Manuel Sobrino, Director General de Empresas MAR.
  • Jaime Tejedor, Presidente de la Cofradía de Pescadores Pasajes de San Pedro.

Exponente del neorrealismo italiano, cine con conciencia social sobre el proletariado. Dualismo de trabajo documental y composición poética. Filmada en escenarios naturales y con una amargura que representa la vida misma. Una historia contada con sencillez y arraigo, como si de la profunda tierra de Sicilia hubiera sacado la raíz de sus emociones. El mensaje político puede tener diversas lecturas, incluso superado por el componente estético y simbólico. La tierra tiembla, sí, pero ante la injusticia social aún vigente hoy.

Guido Aristarco autor del tratado de cine “La disolución de la razón” consideró que “La terra trema” era la película más lograda y avanzada ideológica y estéticamente. Fue financiada en parte por el Partido Comunista italiano, aunque para poder terminar el rodaje el director tuvo que vender parte de las joyas de su madre y uno de los apartamentos de la familia en Roma.

“El mar es amargo, y los marineros mueren en él”.