Tras la publicación del libro que recoge los microrrelatos ganadores y 100 finalistas del I CERTAMEN PERIODÍSTICO DE MICRORRELATOS «JOSÉ LUIS BALBÍN», iremos publicando semanalmente en esta sección los textos de dichos finalistas para que puedan consultarlos libremente.

Les recordamos que pueden comprar el libro en diversas tiendas online: Editorial Confluencias, Librería Cervantes, La Casa del Libro, El Corte Inglés, etc.

¡Pasen, lean y disfruten!

SELECCIÓN DE FINALISTAS        

PILAR

Por voluntad de su padre, no por la suya, Pilar fue unida en matrimonio con aquel hombre, casi un desconocido. Otros decidían por ella, a sus dieciséis años, él más de treinta, un sacerdote los declaraba marido y mujer.

Se convirtió en su esposa con todo lo que ello pudiera comportar, convivieron, trajo al mundo a sus hijos, cuidó de su casa, de sus mayores cuando llegó el momento, le ayudó en su trabajo, en el laboreo de sus tierras, la siega, la vendimia, la recogida de la aceituna en los fríos días invernales… Sin recibir nada a cambio, ni tan sólo una palabra de gratitud, ni tan siquiera afecto. Era una mujer, su sierva en realidad, ese y no otro se consideraba su deber.

Hoy todo es distinto, su casa está vacía, los hijos marcharon lejos, eligieron otra vida. Y viendo a sus nietas, jóvenes, desenvueltas, preparadas, Pilar se pregunta qué hicieron con ella. Otros tiempos, eso dicen. No le vale. Imagen para muchos de la serenidad, viuda ya, a solas en su dormitorio llora todavía de rabia y coraje.

Neus Pallarés Casals

 

ANNA POLITKOVSKAYA,
CORRESPONSAL DE CHECHENIA

En Chechenia, las calles están llenas de cadáveres, de represión, de estupidez. Los grupos de operaciones especiales, armados con porras y fusiles, se llevan detenida a cualquier persona. Mientras, las madres buscan los cuerpos de sus hijos para poderlos enterrar.

Oponiéndose a este manto de silencio, una periodista de pelo blanco se arriesga y junta verdades con sangre. Convive con los perseguidos, visita los hospitales, conversa con los torturados, se acuesta en camas con frío y sale al alba para pasar desapercibida. Cuando regresa a Moscú le pesa el horror de tanto visto y tanto oído. Pero convierte su rabia en historias y escribe sin parar esas cosas que no todos quieren leer.

Una tarde de llovizna, baja de su departamento para hacer las compras. No está apurada porque aún tiene una semana para entregar un nuevo artículo a la «Novaya Gazeta». De regreso toma el ascensor, y allí, un desconocido encapuchado le mete cinco balas en el cuerpo. Cinco tiros certeros a quemarropa, con una Makarov 9 mm con silenciador, usual posdata de un crimen por encargo. Las bestias de sus asesinos saben bien que a las mujeres como Anna Politklovaskya, de poco les sirven las amenazas.

María Eugenia Bertone

 

PERIODISMO V/S SENSACIONALISMO

El periodismo debería dar información objetiva e imparcial. El periodista hacer de la honestidad un deber, y del respeto una obligación.

Cuando hablar de la actualidad es el mero acto de presentar la querella pueril, la miseria humana, no es periodismo, es sensacionalismo.

No importa el tenor de la información. Importa el impacto de la noticia.

Entonces cuando la pandemia fue el común denominador de la información, la notoriedad se alcanzó a través de esos dimes y diretes.

Rara vez la noticia es la buena acción, aquellos valores altruistas, la veracidad y objetividad de la información.

Hoy muchos mueren solitariamente y alejados de sus afectos.

Sin embargo, la noticia del día pasa por los arrebatos impulsivos de hombres y mujeres, que no alcanzaron a despedir a su ídolo. Un ídolo con pies de barro ¿Doloroso? ¡Bochornoso!

Tira por la borda lo aprendido, lo logrado.

Aún en este momento de incertidumbre, aún en este mundo caótico, quiero creer que las nuevas generaciones elegirán la verdad, que podrán diferenciarse y pensar.

Podremos pensar distinto, lo importante es escuchar y ser escuchados con respeto. Y la información tendría que ser un vehículo para la toma de decisiones.

Ojalá así sea.

Fanny Isabel Páez