Fecha de emisión:

  • 22 de diciembre de 1979.

Película:

  • “Falso culpable” (The Wrong Man), película documental de nacionalidad norteamericana de 1956. Dirigida por Alfred Hitchcock (1899-1980). Interpretada entre otros, por Henry Fonda (1905-1982), Vera Miles (1929) y Anthony Quayle (1913-1989). Guión de Maxwell Anderson, Angus MacPhail. Fotografía de Robert Burks (B&W) y música de Bernard Herrmann. Producida por Warner Bros.
  • Trata una historia real ocurrida en 1953. Se basa en el libro La verdadera historia de Christopher Emmanuel Balestrero (The True Story of Christopher Emmanuel Balestrero), escrito por Maxwell Anderson. Así como en el artículo de Herbert Brean A Case of Identity, publicado el 29 de junio de 1953 en la revista Life.
  • Manny es un músico de jazz que vive apaciblemente en Nueva York con su esposa Rose y sus dos hijos pequeños. En una aseguradora, una empleada lo confunde con un ladrón que había robado allí unos días antes y lo denuncia a la policía. Comienza entonces para él una angustiosa pesadilla: es detenido y acusado de una serie de hurtos perpetrados en el barrio. Lo terrible es que todos los testigos y las pruebas caligráficas corroboran su culpabilidad. Tras salir bajo fianza, intentará demostrar su inocencia. Mientras tanto, su esposa sufre una aguda crisis nerviosa y es internada en un psiquiátrico.

Invitados:

  • José María Gil-Albert Velarde (1925-2007), Abogado y político. Ex-Presidente de la Comisión de Justicia del Congreso.
  • Antonio Pedrol Rius (1910-1992), Abogado y jurista. Decano del Colegio de Abogados de Madrid.
  • José Ignacio Jiménez Hernández (1923-2013), Magistrado del Tribunal Supremo y  y vocal del Consejo General del Poder Judicial.
  • Rafael García de Prado (1936-2006), Teniente Fiscal de Salamanca.
  • Perfecto Andrés Ibáñez, Juez de Toro (Zamora). 
  • Miguel Pastor, Director General de Justicia.

Un drama cargado de intriga, cine negro, basado en hechos reales. Es el film más realista de su director dentro del género del thriller o suspense, siendo en ciertos instantes un semi-documental que sigue a un pobre hombre en su odisea particular, en la que prácticamente todo el mundo le señala con el dedo, tomándose su tiempo para narrar lo cotidiano desde varios puntos de vista.

No solo se utilizaron algunos de los lugares en los que ocurrieron los hechos, sino que algunos personajes están interpretados por los verdaderos protagonistas de la historia, la cual debemos recordar, está llena de coincidencias extremas y actos por parte de algunos realmente escandalosos. Hay que añadir que Hitchcock en ciertos instantes se permite el juguetear con la cámara, alejándose así de toda “veracidad”.

Hitchcock no realiza concesiones a pesar de reflejar con rigor muchos de los hechos acaecidos. Su intención no es ser un documento fiable de lo que ocurrió, sino ir más allá en el retrato del falso culpable por excelencia y las consecuencias, terribles e inexcusables, como producto de un sistema aparentemente efectivo, pero en realidad limitado y pobre. Sin duda, una película de ineludible actualidad.

“Un buen drama es como la vida, pero sin las partes aburridas”. Alfred Hitchcock