Por MARGIT MARTÍN.

Periodista.

Hoy nos toca despedirnos de un gran conocido de José Luis. Nos ha dejado el escritor Luis Racionero a los 80 años. Algunos lo han calificado hoy como “intelectual inclasificable” y aunque suena muy extraño, quizás sea la descripción más acertada.

Estudió becado en la prestigiosa Universidad de Berkeley (Estados Unidos) en 1968, la carrera de Urbanismo, porque no existía en España. En nuestro país, ya había obtenido la licenciatura de Ingeniería y el doctorado en Ciencias Económicas. Siempre fue ecologista convencido, de hecho son míticos sus enconados enfrentamientos con el arquitecto Oriol Bohigas (1925), delegado de Urbanismo del primer Ayuntamiento democrático de Barcelona porque Racionero defendía los espacios verdes en las plazas de la Ciudad Condal frente a las llamadas “plazas duras” del otro.

Lo cierto es que tampoco se le ha podido encasillar en una ideología política concreta: de sus orígenes radicales anárquicos a su inclusión en las lista de ERC como número 1 por Girona, en las elecciones del 82, pasando por un acercamiento con el PP, cercanía que le permitió dirigir la Biblioteca Nacional (2001-2004), después de haber dirigido durante cuatro años el Colegio de España en París.

Sus amigos le definen como un ser vitalista y bohemio, al mismo tiempo que sibarita y elitista, con un altísimo nivel intelectual. Fumador de puros y experto en vinos, sobre todo franceses y muy versado en champagnes. Y seguidor acérrimo del Futbol Club Barcelona.

Estuvo como invitado en LA CLAVE en dos ocasiones: la primera en el programa Nº 307, titulado “1984: Llegó el Futuro”, emitido el 13 de enero de 1984, en calidad de su faceta de urbanista y algo más tarde, en el programa Nº 392, titulado “Los Godos”, emitido el 30 de agosto de 1985, aunque había sido grabado unas semanas antes, en junio. Esta vez, acudió como autor del libro El Mediterráneo y los Bárbaros del Norte, publicado en 1985.

Desde estas líneas lamentamos su pérdida y le enviamos nuestras condolencias a su familia y amigos. D.E.P.