“EJERCICIOS DE ESTILO”.  
Raymond Queneau.  

A veces, entre la típica novela o el relato de turno, conviene acercarse a un libro distinto, a un autor singular y único, cuya libertad imaginativa siempre ha funcionado desprendida del control de la razón.

Poeta, novelista, recopilador y estudioso de locos literarios, académico, enciclopedista, actor, guionista, filósofo, esforzado y expulsado surrealista, renegado vanguardista, Raymond Queneau (El Havre, 1903 – París, 1976) también tuvo tiempo para ser coronado sátrapa trascendente del Colegio de la `Patafísica y miembro fundador del obrador de literatura potencial (OULIPO).

Allí se reunía con otros tantos investigadores experimentales (Calvino, Duchamp, Perec…) para llevar a la práctica esa especie de matemática de acción literaria, es decir, para transformar el texto mediante métodos automáticos derivados de otras disciplinas.

Llegamos entonces a sus célebres y celebrados Ejercicios de estilo, un libro que recoge 99 variaciones sobre una misma historia (anecdótica, por cierto): la del encontronazo de dos viajeros en determinada línea de autobús, y una posterior observación entre dos amigos sobre la correcta posición de un botón en el abrigo. 99 formas de contar esta misma anécdota, 99 ejercicios literarios y lúdicos que muestran de forma definitiva las enormes posibilidades imaginativas del lenguaje justo en el centro de la literatura.

Una muestra insoslayable de la implacable ironía del autor y de su extraordinaria sabiduría retórica.

+info: Ejercicios de estilo