Por MARGIT MARTÍN.

Periodista.

El 16 de julio de 1969, la misión espacial norteamericana Apolo 11, con la tripulación compuesta por el comandante Neil Armstrong (1930-2012), el piloto del módulo lunar Edwin E. Aldrin Jr. “Buzz” (1930) y el piloto del módulo de mando, Michael Collins (1930), despegó de Cabo Cañaveral a las 9:32 A.M., hora de Miami. El objetivo de esta empresa era que un ser humano caminara, por primera vez en la historia, por la superficie de la Luna.

El 20 de julio de 1969, el módulo lunar llegaba a nuestro satélite, y al día siguiente, con millones de personas de todos los puntos del globo terráqueo pendientes de la transmisión, el comandante Armstrong descendía del “Eagle”, nombre con el que se bautizó al módulo lunar. El módulo de mando se denominó “Columbia”. Es el momento de las palabras del comandante que han pasado a la Historia de la Humanidad: “Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad” (“That’s one small step for man; one giant leap for mankind”. Aldrin también caminó sobre la Luna.

Nunca más el hombre ha conseguido volver a llegar de nuevo hasta nuestro satélite, lo que ha dado lugar a diversas teorías y debates sobre si realmente el hombre llegó o no a la luna. Hoy día, medio siglo después, siguen manteniéndose las dos posturas.

Vale la pena recordar el programa de LA CLAVE Nº 7: “La Conquista del Espacio”, emitido el 7 de marzo de 1976 y que contó con la presencia del mismísimo comandante Neil Armstrong entre los invitados.